martes, 28 de junio de 2011

INDIGNACIÓN





¿Habéis leído el siguiente artículo?


http://www.diariodesevilla.es/article/sevilla/1008298/conductor/sin/carne/atropella/una/mujer.html


Os lo resumo: un conductor sin carné/drogado a quien la policía estaba persiguiendo se sube a la acera y se lleva por delante a una motorista.
Ponga lo que ponga el artículo el estado de la motorista es muy delicado.
Es un familiar cercano.



¿Por qué pasan estas cosas?
Porque la vida es injusta.
Porque castiga a quienes ya no pueden soportar más peso.
Porque se ceba con los inocentes.



Confiemos en que todo se vaya arreglando, en la medida de lo posible...







Una vez más la vida me lo deja claro:


No hay que preocuparse por gilipolleces ni por los gilipollas que las protagonizan.
Hay que medir la gravedad del asunto antes de darle importancia.
En estos momentos descubres de qué están hechas las personas que te rodean: los que te abrazan, los que te llaman, los que aparacen, los que se preocupan. Pero también los que prejuzgan, los que no están, los que pasan...




Las palabras están vacías, se las lleva el viento, caducan.



Lo triste no es querer y no poder, sino que pudiendo no quieran.
No más excusas.
Caretas al suelo.



Davi, siempre tendrás razón: "deja de exigir a quien sabes que no te va a dar, sólo tú te haces daño".

1 comentario:

  1. Nadie está a salvo de la necedad, por muchos estudios que tenga.

    ResponderEliminar