lunes, 5 de abril de 2010

Poderoso caballero, don dinero

¡Menudo recibimiento de pacotilla!
¿Nos han dado las gracias?
¡No!
Nos han pedido la vuelta, qué miserables.


Pues no hay vuelta, ni un céntimo.





Y cambiando de tema, sin salir del mismo, ¿dónde me tocará trabajar el año que viene?
Creo que necesito un cambio, sí, me vendría bien...

4 comentarios:

  1. Pues sí, mi amor, es indignante. Con lo participativa que tú eres en todos los asuntos del instituto... Una de las cosas que más detesto en esta vida es la ingratitud.

    Eso, eso: ni un puñetero céntimo. Que se j...an esas p...!

    TAM

    ResponderEliminar
  2. Es una pena que estando bien con los niños en un instituto que tiene fama tengas roces con los directivos. A ver si encuentran a profes con tanto entusiasmo y que sepan llevar tan bien a los niños.

    ResponderEliminar
  3. Pues eso es lo que decimos Maribel y yo, que dónde van a encontrar a dos zumbadas con más entrega que nosotras, y que siempre somos las más perjudicadas de la reunión (también es cierto que no nos callamos nada, a diferencia de la mayoria, más bien borreguil)

    ResponderEliminar